viernes, 31 de julio de 2009

Lucifer's Angel: Lauri Ylönen

"Lo prohibido es siempre lo más tentador; (...) Muchas veces siento culpa, y he llegado a pensar en confesarme..., Pero el tan sólo imaginarme frente a un clérico me aterra, me repugna... No me gustan las Iglesias"
Lauri Ylönen

Lauri Ylönen es el cantante de The Rasmus, y Ateo confeso...



En 2005 se editó el disco "Hide from the Sun", en el que aparecía el tema "Lucifer's Angel" ("Ángel de Lucifer"), que se esribió a sí mismo, y que está basado en recuerdos de su juventud, inspirándose en algunos libros que leyó (sobre la Inquisición, las persecuciones religiosas en Escandinavia, "La Caza de Brujas" y demás...).
El tema a mucha gente no le gustó... Lo tomaron algo ofensivo ("Hide From the Sun" es, a mí entender, el disco de The Rasmus con más ideología..., y es por eso que quizás no es el más vendido)...

Ylönen, ha dicho que la "idea de solidaridad e igualdad" que predicaba Cristo le parece admirable, pero que de todas formas, él no confía en ninguna religión, aunque "Me gustaría pensar que puede haber algo osuperior... Es un consuelo"



En fin, yo sé que ésto no va a ser una nota que le vaya a gustar a cualquiera..., pero me pareció interesante, y por éso lo subí...

Dejo la letra de la canción... Se imaginarán que a mí me encanta...:


"Lucifer's Angel" - The Rasmus (2005)

Detrás de esos ojos se esconden la verdad y la pena
Detrás de ésas hermosas sonrisas, yo he visto tragedia
La piel perfecta esconde los secretos interiores
Silenciosamente, obligado a encender tus pecados, secretamente…

Vuela lejos, vuela lejos
Desde la antorcha de la culpa
Ellos te persiguen, ángel de Lucifer
Nunca viviste, nunca moriste
Tu vida fue negada
Ellos te llaman
“El Ángel de Lucifer”…

Más allá de estas nubes tú puedes esconder todas tus lágrimas
Más allá de éste mundo tú estarás a salvo de sus perversos miedos
Y en sus corazones, ellos temen tu demanda
Tú sabes que sus mentes no te aceptan
Ellos nunca van a entender…

Vuela lejos, vuela lejos
Desde la antorcha de la culpa
Ellos te persiguen, ángel de Lucifer
Nunca viviste, nunca moriste
Tu vida fue negada
Ellos te llaman
“El Ángel de Lucifer”…

Por ti mismo
Yo sé que puedes hacerlo
“Verdad o desafío”
Yo sé que puedes liberarte
Sobrevivir sólo
Yo sé que puedes soportarlo…

Vuela lejos, vuela lejos
Desde la antorcha de la culpa
Ellos te persiguen, ángel de Lucifer
Nunca viviste, nunca moriste
Tu vida fue negada
Ellos te llaman
“El Ángel de Lucifer”…

Vuela lejos, vuela lejos…
Escóndete, escóndete…
Corre lejos, corre lejos…
Ángel de Lucifer…

domingo, 26 de julio de 2009

Un Salto a Ninguna Parte...

El 20 de Julio se cumplieron 40 años de la ¿llegada? del hombre a la Luna. Es un tema del que me gusta investigar.

He decidido publicar un artículo "especial", que no está escrito por mí, pero que coincide ideológicamente. Me crié en un ambiente ESCOLAR que, si bien apenas tocó el tema, ha hablado de una hazaña de la humanidad, y nunca de los intereses escondidos atrás, y que descubrí por propia voluntad (yo tuve la suerte de aprender a leer y a razonar, a tener ideología, y lamento mucho que mis compañeros no...): era plena guerra fría. Ninguna persona con un coeficiente intelectual desarrollado correctamente (no sé exactamente mi I.Q., pero el año pasado MENSA lo calculó vía internet, lo que le quita toda la gracia, y me dió que tenía un intelecto mayor de lo normal..., lo que reafirma todas mis teorías y frustraciones por no tener el mejor y merecido mejor promedio de mi curso) pensaría que el hombre viajó al espacio porque sí. La URSS y EEUU buscaban conquistar el espacio por ser, ni más ni menos, potencias expancionistas. En sí, el fin que tenían era ver quién llegaría primero, quién sería el mejor...


No puedo dar una opinión concreta sobre si realmente se llegó a la Luna, tengo mis preguntas, y aunque la NASA respondió las más comunes ("¿Por qué la bandera de Armstrong flameaba, si en laLuna no hay viento?", pregunta siempre mi hermano), yo tengo una duda menos "común": ¿cómo se explica que los Soviéticos hubieran sido los más avanzados en todo (las primeras personas en el espacio, no en la Luna; el primer ser vivo también -la pobre perrita Layka...-; la tecnología más desarrollada; y etc!), pero no hayan logrado llegar al Satélite terrestre? ¿Cómo los norteamericanos llegaron primero si estaban mucho más atrás? Suerte no fue. Yo tengo dos alternativas: los "yanquis" pueden haber tenido espías infiltrados recolectando información (lo que no sería extraño), o es una farsa. Sobre lo último puedo nombrar una muy astuta frase de mi amiga Camila (ella, al igual que todas mis amigas, es muy inteligente, y lo digo de verdad): "Si EEUU ya nos mintió tantas veces, ¿qué tendría de raro que lo hicieran otra vez más?"



Éste artículo de Tom Wolfe parece escrito por mí (ideológicamente hablando), y me parece digno de ser leído. Sé que debería haberlo publicado el 20 de Julio, pero no pude (y debo confesar que recién hoy lo leí...). En fin, aquí está:


Un salto a ninguna parte


Fue un pequeño paso para Neil Armstrong, un salto gigantesco para la humanidad y un rodillazo en la ingle para la NASA. El programa espacial estadounidense, el esfuerzo más grande — ¿puedo agregar "digno de un dios"? – en la historia del mundo, murió a las 22:56, hora de Nueva York, el 20 de julio de 1969, cuando el pie del Comandante Armstrong, de la Apolo 11, tocó la superficie lunar.

Como más de un joven de la época sentí fascinación por los astronautas. Si alguien me hubiera dicho en julio de 1969 que el ruido del pasito de Neil Armstrong sumado al paso enorme de la humanidad eran solo el ruido de los sepultureros arrastrando los pies junto a la tumba, habría desviado los ojos y sacudido la cabeza.

¡Bueno, mandar el hombre a la Luna fue apenas el preludio! La Luna no era más que un satélite de la Tierra. La gran aventura sería la exploración de los planetas... Hacía tiempo que la NASA tenía todo preparado para enviar hombres a Marte empezando por vuelos cercanos al planeta en 1975. Wernher von Braun, el científico de los cohetes alemanes que se pasó a nuestro bando en 1945, había diseñado un proyecto piloteado a Marte desde el momento en que llegó. En 1952 publicó su Proyecto Marte en una serie de artículos para la revista Collier. Causó sensación. Teniendo en cuenta el triunfo del Proyecto Apolo, Marte vendría a continuación. Lo único que la NASA y von Braun necesitaban eran las bendiciones del presidente y la gran aventura sería realidad.

Sin embargo, tres meses después del alunizaje, en octubre de 1969, empecé a dudar... Yo estaba en Cabo Kennedy, el centro de lanzamiento del programa espacial, en un autobús visitando la NASA. El maestro de ceremonias del autobús era un hombre alto y apuesto de casi 40 años... y un tronco para contarles a los turistas del tour lo que estaban viendo. Tan malo era que al final de la visita lo abordé. Desde luego, no había venido a la Tierra para ese trabajo. Era un ingeniero que hasta hacía muy poco tiempo había sido experto en protección térmica en la NASA. Se había iniciado una ola de despidos y su puesto fue eliminado. Era tan grave la situación que se sentía afortunado de haber encontrado esa changa. Neil Armstrong y sus dos compañeros de tripulación, Buzz Aldrin y Mike Collins seguían de gira triunfal por el mundo... mientras que ahí, el equipo irreemplazable de la NASA de científicos espaciales estaba disolviéndose.

¿Cómo podía pasar algo así? A la distancia, la respuesta es obvia. La NASA había desestimado reclutar filósofos. A partir de que los soviéticos lanzaron la Sputnik I en órbita alrededor de la Tierra en 1957, todos, desde el Presidente Eisenhower, Kennedy y Johnson para abajo vieron la así llamada carrera espacial como una sola cosa: una justa militar. Al principio hubo temores de que los soviéticos tomaran "territorio estratégico" del espacio. Ya estaban ahí —¡encima de nosotros! Podían lanzar rayos cuándo y dónde quisieran. ¡Boom! Ahí va Bangor... ¡Boom! Ahí va Boston... Nueva York... Baltimore... Denver... San José — ¡todas voladas! – como si nada.


Los físicos se apresuraron a señalar que nadie elegiría el espacio como lugar desde el cual atacar la Tierra. La nave espacial, el misil, la Tierra misma, además de la rotación de ésta, viajan a velocidades violentamente distintas en planos geométricos violentamente distintos. Entrarían en el famoso "problema de tres cuerpos" etc. Además los cohetes que habían puesto en órbita las naves tripuladas de cinco toneladas de los soviéticos eran dignos de tener en cuenta. Tenían potencia como para llegar a cualquier lugar de la Tierra con ojivas nucleares.
Pero no fue eso lo que pensó el Presidente Kennedy cuando convocó al administrador de la NASA, James Webb, y a su adjunto, Hugh Dryden, en abril de 1961. El presidente estaba deprimidísimo. No paraba de decir: "Si alguien pudiera decirme cómo alcanzarlos. Busquemos a alguien – a quien sea... No hay nada más importante". Alcanzarlos era su obsesión. Nunca mencionó los cohetes.

Dryden dijo que, francamente, no había forma de alcanzar a los soviéticos en cuanto a vuelos orbitales. Mejor sería anunciar un programa de choque de la magnitud del Proyecto Manhattan, que había producido la bomba atómica. Solo que el objetivo esta vez sería mandar un hombre a la Luna en los siguientes 10 años. Apenas un mes después Kennedy pronunció su famoso discurso ante el Congreso: "Este país debe comprometerse a alcanzar el objetivo, antes del fin de esta década, poner al hombre en la Luna y traerlo otra vez a la Tierra".

De manera intuitiva, Kennedy había elegido otra forma de justa militar, extrañamente arcaica. Se llamaba "combate individual". El combate individual más famoso fue el de David contra Goliat. Antes de que los ejércitos enemigos chocaran en combate, cada bando enviaba a su "campeón" y los dos luchaban a muerte, en general con espadas. El ganador le cortaba la cabeza al perdedor y la blandía por los pelos. Dos milenios después, el clima mental de la carrera espacial era ese. Los detalles del combate individual diferían. Cosmonautas y astronautas no se decapitaban entre sí. Lo que hacían los bravos campeones de cada lado era arriesgar sus vidas en cohetes, mientras sus compañeros en tierra tiraban de la espoleta y los disparaban al espacio.

Los soviéticos enseguida sacaron ventaja. Fueron los primeros en poner un objeto en órbita alrededor de la Tierra (Sputnik), un animal en órbita (una perra), un hombre en órbita (Yuri Gagarin). Cuando la NASA terminó de poner a dos astronautas en vuelos suborbitales de 15 minutos a las Bahamas — ¡las Bahamas, 15 minutos!–, los soviéticos pusieron un segundo cosmonauta en órbita. Permaneció allí 25 horas y dio vuelta al globo 17 veces. ¡OK, los dioses habían mostrado su favoritismo!

A esa altura, el clima mental de la carrera espacial con cohetes de los '60 y el combate con espadas se parecían tanto que cabía preguntar: ¿la bestia humana cambia o sólo sus artefactos? Cada vez que uno agarraba el diario leía titulares con la frase BRECHA ESPACIAL... Los soviéticos habían producido una generación de genios científicos – mientras nosotros dormíamos, gordos y satisfechos. Los educadores empezaron a tirar al diablo programas escolares en cuanto Sputnik subió, introdujeron la Nueva Matemática e hicieron énfasis en la Teoría de la Autoestima.

Por fin en febrero de 1962 la NASA consiguió poner un hombre en la órbita terrestre, John Glenn. Es necesario haber vivido en esa época para comprender la reacción del país. Estuvo arriba solo cinco horas, en comparación con las 25 de Titov pero era nuestro... ¡protector! Contra todo lo esperado, había arriesgado su pellejo por... ¡nosotros! John Glenn nos curó.

Antes de su desfile por Broadway nunca se habían oído tantos vítores. Policías irlandeses grandotes, clásicos de Nueva York, salieron a las esquinas lagrimeando. Después empezó la serie de vuelos de Gemini con dos hombres. Con Gemini, nos atrevimos a preguntarnos si no estaríamos acercándonos quizás a los soviéticos en ese combate individual. Pero contuvimos la respiración, temerosos de que el anónimo Jefe de Diseño soviético pudiera vencernos de nuevo con alguna hazaña inimaginable. Por supuesto, la CIA difundió informes de que los soviéticos estaban al borde de un viaje a la Luna.


La NASA ingresó en el mayor programa de choque de todos los tiempos: Apolo. Lanzó cincomisiones lunares en un año, de diciembre de 1968 a noviembre de 1969. Con Apolo 11 por fin ganamos la carrera, pusimos un hombre en la Luna antes del fin de esa década y lo trajimos de vuelta.

Todos, incluido el Congreso, fueron presa de la fiebre de adrenalina. Pero resulta que a la mañana siguiente los congresistas empezaron a preguntarse algo que no surgía desde el discurso de Kennedy. ¿En qué consistía esa cuestión del combate individual? Ellos no usaron esa expresión). Había sido una batalla por el espíritu interior y la imagen externa. De acuerdo, ganamos pero no tenía ninguna relevancia militar táctica. Y había costado una fortuna, cerca de US$ 150.000 millones. ¿Y eso de mandar el hombre a Marte y toda la música? Más de lo mismo, pensándolo bien. Qué visionario... pero, ¿por qué no hacemos como Scarlett O'Hara y lo pensamos mañana?

El presupuesto anual de la NASA cayó de US$ 5.000 millones a US$ 3.000 millones en los '70. Y en ese momento, tan luego, la falta de un equipo de filósofos en la NASA pasó a ser un verdadero problema. Sucede que la NASA tenía un solo filósofo, von Braun. Hacia el final de su vida, él sabía que se moría de cáncer y se volvió muy contemplativo. Yo lo oí en una cena en su honor en San Francisco. Planteó qué cosa era en verdad el programa espacial.

Dijo algo así: Aquí en la Tierra vivimos en órbita alrededor del Sol, una estrella ardiente que algún día se quemará, con lo cual nuestro sistema solar se volverá inhabitable. Por lo tanto, debemos construir un puente a las estrellas porque somos las únicas criaturas sensibles del universo. ¿Cuándo empezamos a construir ese puente de estrellas? En cuanto podamos y este es el momento. Por desgracia, la NASA no podía presentar como vocero y gran filósofo a un ex alto miembro de la Wehrmacht nazi. Por consiguiente, el programa espacial lleva 40 años matando el tiempo con una serie de proyectos orbitales... Skylab, la misión conjunta Apolo-Soyuz, la Estación Espacial Internacional y el trasbordador espacial. Estos programas requirieron un nivel de ingeniería comparable a los programas tripulados que los precedieron. Pero su objetivo ha sido principalmente mantener encendidas las luces en el Centro Espacial Kennedy y el Centro Espacial Johnson de Houston. En rigor, el programa del trasbordador estaba pensado para atraer al público con viajes para turistas pero terminó en el desastre del Challenger.
¡Cuarenta años! Todos en la NASA saben desde hace 40 años que el siguiente paso lógico es una misión tripulada a Marte y cada propuesta ha sido bien recibida solo brevemente por los presidentes. Tienen tantos proyectos espectaculares que podrían usar mejor los casi US$ 10.000 millones anuales que requeriría el programa Marte. Hay incluso otra propuesta en este momento y no tiene ninguna chance frente a Depresión II. ¿Porqué no mandan robots?: es la cantilena habitual. Y una vez más es el difunto von Braun quien da la respuesta. Una de las cosas que más le gustaba decir es que no hay ningún explorador informático en el mundo con más de una diminuta fracción del poder que tiene la computadora análoga química conocida como cerebro humano. El 20 de julio de 1969 fue el momento en que la NASA necesitó, más que ninguna otra cosa en el mundo, la Palabra. Pero era algo para lo que los ingenieros no tenían especificaciones. En este momento es la única solución para recuperar el verdadero destino de la NASA, que es, claro, construir ese puente a las estrellas.



Copyright The New York Times y Clarín, 2009. Traducción de Cristina Sardoy

jueves, 23 de julio de 2009

Chill

Hola!!! Después de un tiempo sin aparecer por aquí, vuelvo para compartir la canción de The Rasmus, "Chill", del álbum "Into" (2001)...

Éste tema fue uno de los cortes de difusión de "Into", que se convirtió en uno de los trabajor más exitosos de The Rasmus en su Finlandia natal... Significó el regreso de la banda a los escenarios después de tres años sin poder grabar un disco en su país: fue el primero con Playground Music Scandinavia, y el que los consagró (en ése momento) como "la banda veterana más joven de Finlandia" (palabras de un crítico finlandés).

El video fue grabado mientras estaban de gira con imágenes tomadas por ellos mismos, lo que lo convirtió en el video favorito de Lauri Ylönen...

Enjoy!:



I gotta make a phonecall to my best friends
I gotta let them know that I'm leaving

Everything behind me
And politely

I don't wanna hurt their feelings, oh no...
I'll need to come back and I wanna explain why I had to
Leave them sleeping

The answer's in the air
But I really don't care
'cos I couldn't really keep on
Breathing the smoke

And every time when I painted my room
Like a fool I hid my feelings

And every time when I painted my room
I thought about leaving

You roll like a stone girl, you should not stop
And I don't Wanna step on your feet
And you do what you do to stay on top
And I don't wanna make you feel incomplete

And every time when I painted my room
Like a fool I hid my feelings.

And every time when I painted my room
I thought about leaving

At the end of the day
I don't know what to say
At the end of the day
I'll be flying away
(flying away)

And every time when I painted my room
Like a fool I hid my feelings

And every time when I painted my room
I thought about leaving

And every time when I painted my room
Like a fool I hid my feelings

and every time when I painted my room
I thought about leaving
------------------------------

Tengo que hacer una llamada telefónica a mis mejores amigos
Tengo que dejarles saber que me marcho
Todo detrás de mí y correctamente
No hago quiere herir sus sentimientos

Tendré que volver y quiero explicarles
Por qué tuve que dejarlos durmiendo
La respuesta está en el aire
Pero realmente no me importa
Porque realmente no podía seguir respirando el humo
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Como un idiota oculté mis sentimientos
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Pensé marcharme

Ruedas como una chica de piedra, no deberías parar
Y no quiero estar en tus pies
Y hagas lo que hagas para mantenerte en la cima
No quiero hacerte sentir incompleta
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Como un idiota oculté mis sentimientos
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Pensé marcharme...

Al final del día
No sé que decir
Al final del día
Estaré volando...
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Como un idiota oculté mis sentimientos
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Pensé marcharme
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Como un idiota oculté mis sentimientos
Y cada vez que pintaba mi cuarto
Pensé marcharme...

viernes, 17 de julio de 2009

A.M.I.A.


15 Años...
¿Vamos a seguir esperando?

martes, 7 de julio de 2009

For Michael...

Debo disculparme por haber siempre subestimado tu talento
Pero debo confesar que quizás sin todo ésto no lo hubiera notado aún...
Siempre me he burlado de tus excentricidades y todos los cambios,
Pero mentiría si dijera que hoy no se humedecieron mis ojos...

Las leyendas son eternas!

Me tomaste por sorpresa ésa tarde cuando te llevaste a un ángel rubio contigo
Pero soy conciente de que por más que me lamente, ya es demasiado tarde para reaccionar...
Aunque siempre me haya burlado por las excentricidades y todos tus cambios,
hoy no pude evitar humedecer mis ojos...

Las leyendas son eternas!

Mentiría si dijera hoy que siempre te he amado y que fuiste una gran inspiración para mí,
Pero sé ahora que he juzgado el libro por su portada, y que quizás me perdí de algo genial

Te conozco desde siempre,
éso es normal...
Eras el Rey,
y así será por siempre...

Ahora puedo decir que he presenciado éste momento
y que lo podré contar mañana
Ya he olvidado tus excentricidades,
y aunque prefiera a la Reina, quizás al recordarte aún se humedezcan mis ojos...

Porque las leyendas son eternas!

jueves, 2 de julio de 2009

Karl Malden

(1912-2009)
Ayer venía justo en el colectivo hablando con mi papá sobre Karl Malden y su actuación en "Un Tranvía Llamado Deseo" (peliculón que NO pueden dejar de ver, con Vivien Leigh, Marlon Brando, Kim Hunter y Malden, por la cual todos ellos, excepto Brando, ganaron el Oscar...)
Casualidades de la vida?...

VEAN ÉSTO!!!!


Con mi hermano quisimos encontrar las mayores diferencias entre tres famosos: Pomelo (personaje de Capusotto), el cantante de los HORRENDOS Jonas Brothers y mi AMADO Lauri Ylönen!
Está tomado todo con humor, no malinterpreten... Y aclaro: A Lauri y a Pomelo los queremos..., al otro NO
HAGAN CLICK EN LA FOTO!!!!!, Y LEAN!!!!!!
GOODBYE!!!